BIENVENIDOS

ESTAMOS AQUÍ, PARA TRANSPORTARTE A LAS FIBRAS MAS INTIMAS DE TU CORAZÓN, NOSOTROS LOS POETAS INSPIRADOS EN LOS FANTASMAS BAILARINES DE NUESTRAS MENTES DEDICAMOS ESTA PAGINA PARA TI.
ESPERAMOS QUE EN CADA POEMA QUE ELIJAS LEER. NOS DEJES UN COMENTARIO

sábado, 2 de diciembre de 2017

La Vorágine Imparable del Tiempo





La vorágine imparable del tiempo
hace un paréntesis a tu lado,
como si así lo hubieses mandado
las horas dejan de existir.

Las dimensiones se pierden en el devenir
de emociones que provoca tu existencia, 
amo del universo: tomas los
elementos para enseñorear tu presencia.
Así, en un remolino de pasiones,
me llevas a tu lado
tomando de mí lo que deseas, sin que quiera o pueda evitarlo, existo para ti.
No hay tiempo, distancia ni mundo
sólo somos tú y yo, reflejando imágenes en nuestros ojos,
perdiéndonos, en nuestras miradas,
 sólo existe el amor.
Satisfecho el deseo, me envuelves
en tu aliento y vuelvo a mi nido
con el sabor a flores, que me dejo el néctar del más dulce,
 amor, lo guardo.
Permanecerá así, entre rejas,
  
oculto a los ojos del mundo,
en el sitio que le asignaron los Dioses del Olvido
renacerá cuando me llames a tu lado,
y comencemos de nuevo el rito del amor.
  
La vorágine imparable del tiempo
hace un paréntesis a tu lado,
como si así lo hubieses mandado
las horas dejan de existir.

Las dimensiones se pierden en el devenir
de emociones que provoca tu existencia, 
amo del universo: tomas los
elementos para enseñorear tu presencia.
Así, en un remolino de pasiones,
me llevas a tu lado
tomando de mí lo que deseas, sin que quiera o pueda evitarlo,
 existo para ti.
No hay tiempo, distancia ni mundo
sólo somos tú y yo, reflejando imágenes en nuestros ojos,
perdiéndonos, en nuestras miradas,
 sólo existe el amor.
Satisfecho el deseo, me envuelves
en tu aliento y vuelvo a mi nido
con el sabor a flores, que me dejo el néctar del más dulce, amor, lo guardo.
Permanecerá así, entre rejas,

 oculto a los ojos del mundo,
en el sitio que le asignaron los Dioses del Olvido
renacerá cuando me llames a tu lado,


y comencemos de nuevo… el rito del amor.

Lucila Reyes G.
 México

viernes, 1 de diciembre de 2017

POEMA A LA VIDA




Más que un pariente eres mi amiga
realizaremos juntas un gran sueño,
para vencer la enfermedad cuenta conmigo
y de prolongar la vida de la que eres dueña.

Hoy, a pesar de que con dificultad saliste,
me quedé admirada con tu forma de ser,
no vi en ti el dolor ni una cara triste,
cuando pensé que ibas a desfallecer.

Vives convirtiendo lo malo en lo mejor sacas salud,
venciendo a la enfermedad
a la adversidad la enfrentas con valor,
y a la prisión del temor,
la haces libertad.

Así tú amas y cuidas la vida prudente,
soportas con sabiduría los malos ratos,
ahogando el llanto sonríes valiente,
venciendo todo sin miedos ni arrebatos.

Querida amiga sigue igual, sigue adelante,
no cambies, sigue conforme a tu destino,
lucha así con temeridad y sal triunfante,
de los problemas que estén en tu camino.

Me enseñas, a ver la vida como un poema,
que estás en cada rima,
en cada verso en cada letra donde haces el lema,
que eres la reina del universo.

Lucila Reyes Gonzalez
México

domingo, 26 de noviembre de 2017

DÍAS FINALES







Gritos, susurros, lamentos,
alaridos de aquellos que impíamente
aclaman la mortalidad.

Destellos, fragmentos visibles,
mundos infinitamente gloriosos,
atormentan a los que yacen bajo el trono de Luzbel.

Ríos escarlata cubren la planicie terrenal,
luceros deslumbran con más intensidad,
cuando la luz ha de faltar.

Un nirvana lejano exclama,
oídos prejuiciosos escucharan,
cuando la esperanza ha de renacer.

Armas oxidadas, levantadas por puños carcomidos,
charcos de sangre, van dejando en el camino,
no hay pérdida ya, cuando la vida se ha extinguido.

Desesperanza nubla el panorama,
huestes infernales arremeten con todo su poderío,
no hay defensa ya, todo está perdido.

Una luz parte las montañas,
nuestro salvador ha llegado,
liderando a cientos de órdenes celestiales.

plumas negras, plumas blancas, bañadas de escarlata caen al suelo,
la humanidad no actúa, solo espera,
terremotos, maremotos, huracanes, crean cada embate de espada,
las palabras no hacen honor a los que vemos.
No hay victoria, solo hay caos,
ojos destellan luz, armas destruidas, puños sanados,
resurge la esencia, resurge la esperanza.

Ángeles caídos descienden al averno,
ángeles blancos se elevan a los edenes,
ángeles sin alas solo se quedan observando el acontecimiento.

Todo acaba, y apenas es el comienzo,
la luz ha ganado, pero aún queda el sufrimiento,
de la victoria, cenizas quedan,
ahora solo queda, encontrar el sendero a los cielos.


JAIR STEFAN HERNÁNDEZ NAVARRO
MÉXICO


PALOMAS



                                     



En el fondo de casa, en una cacerola pongo el alimento de mi perra. Ella, olvidadiza, la deja esperar para comer. Siempre un grupo de palomas, sabedoras del defecto, se arremolinan a comer y las veo discutir cuestiones del día que, pareciera, son temas ligados a la relación macho hembra. No quise decir amor, porque a esa palabra que se la adjudican a los hombres, que no la hallo muy seguidamente en estos seres, muchísimas veces bestiales. También conversarían temas ligados al vuelo y algunos chismes de palomar. Mi perra no se hace a espantarlas para cuidar su alimento. No se si se trata de compartir o fiaquez.   
Probé poner un cartel: “Señora paloma, sírvase Usted de no hacer uso de el alimento, gracias.” Créanme que no me dio resultado. ¿Será que no entienden? Más o menos, según me cuenta una de las tortugas que habitan mi jardín, que si los hombres que se jactan de vivir en comprensión y sociedad, no atienden lo que ellos mismo escriben, porque las palomas harían caso, si dice la administración general de las cosas: el ejemplo viene de arriba hacia abajo y nunca al revés.   Luego, aleccionado por dicha tortuga, puse la foto de un gato con los dientes a la vista en una boca amenazante. A ellas parece ser que el color de la gráfica las intimidó pero a los pocos minutos se juntaron a discutir a quién le correspondía los pedazos más chiquitos de la comida, a los cardenales o a las palomas más menuditas. Note que había una que tenía la voz cantante y explicaba con bailes su postura.  Esto me hizo parecer…a… nosotros. Que pena que las palomas discutan el mismo tema tanto tiempo.
Ellas toman posición de un espacio y lo discuten a picotazos. Nunca las vi descuartizarse. ¡No saben nada de la vida!
Quisiera que mis palomas sean mas humanas y que nos copiaran a nosotros, los más inteligentes, los de la genética en evolución. Pero que se le va a hacer, ellas nunca podrán poseer un auto cero kilómetro o un c.d. con la música de algún cantante de moda o vestir esos trajes con lentejuelas y brillos. Que pena me dieron las palomas.
Las veo, por las mañanas, girar en círculos y salir todas para el mismo árbol que les da querer, calidez y que a lo mejor les habla de cosas que vio durante la noche. Juegan saltando en rama o yendo a algún techo. Luego se acercan a mi casa y espían la cazuela, bajan despacito, de una en una. Lucidas y temerosas.
Pasaron los días y me quedé reflexionando sobre mí ser, ¿Cuándo me siento más libre? ¿Cuándo poseo bienes y amigos, o cuando viajo sin auto-presiones y  responsabilidades? Que duda se me presentó mientras me bañaba en la pileta pelopincho con filtro made in china. Desde ese momento comencé a mirar a las palomas con cierto respeto. Y cómo dijo el cantante: “No se Tú”

                                                    Héctor Daniel Paz

                                                                  Enero del 2013

domingo, 22 de octubre de 2017

RECUERDOS






Mi abuelo me dijo: ¡No estés triste mi Quequi! Ya vas a ir al kínder,  a la escuela para que aprendas a leer y no te vuelvan a poner en evidencia.
Mira que decirle tu papá a tu tío Bicho que todo lo que le habías leído del Selecciones no es cierto. ¡Sólo porque no sabes leer!
Ellos no conocen el secreto que guardas, que sólo yo comprendo.
No saben escuchar tu corazón como lo hago yo.
¿Qué extrañas a tu mamá? Lo sé. ¿Qué cantas en el espejo? y pláticas con no sé quién, lo sé. Yo te comprendo después de… 10 hijos.
Conozco los secretos de los niños, en especial tu corazón, es algo muy amado por mi.
No sufras; “Si tus padres no te quieren”, “Aquí estoy yo” dice el Creador a sus hijos.
Ya aprenderás, verás a leer y escribir, estudia mucho, se una mujer diligente, no pierdas tu sonrisa, ni el amor al prójimo.
Hoy, después de tantos años la Maestra Martha nos enseña, fíjate, aún sigo estudiando y ya soy abuela de tres hermosas niñas.
Cuanta falta me hiciste, abuelo, después de acudir a tu llamado eterno.

América Guerrero González.
México


sábado, 7 de octubre de 2017

RECUERDOS EXCELSOS







La acerina noche
esta  triste como un blues.
Llueve intensamente...
Estoy solo, recordándote amor...
En la soledad de mi cuarto
mi  alma esta azul.
Los recuerdos llegan
uno  a uno a mi mente...
Aún siento nuestros cuerpos
escondidos entre sábanas,
llenos de fuego, llenos de frío.
El suave rozar de los labios
fundiendo  dos destinos:
el tuyo y el mío.
Bañados por los jugos del amor
limpiando  nuestras almas.
¡Oooh!  Me siento marinero
y tú ¡Aaah!  El azul mar...
Navego y navego
y otras rutas descubro...
En total frenesí
mi  escafandra te brindo
¡Mmm! Tú me deslumbras
y  tu perla  ¡Oooh!
me  obsequias ... ¡Aaah!.
 ¡Que excelsos recuerdos!
éxtasis  total al recordarlos.
Sigue lloviendo afuera...


 Pío Domingo Rosales Sena
Veracruz, México




martes, 3 de octubre de 2017

FRIDA



                                                

     Frida
(México, Septiembre 2017)

Tu nombre inexistente, entre los bloques de piedra y cemento, representan nuestras lágrimas. Muchos gritos desesperados y silenciosos se fusionan alrededor de tu seudónimo. Frida. Retrato de todos aquellos desasosiegos.
Polvillos amargos levantándose y flotando, como si fueran ingrávidos. Y allí estás tú. Mirando con ojos de asombro, nuestra rebelión interior contra la naturaleza violenta e inoportuna que atacó escuelas y edificios religiosos, donde el bautizo deseado, tomo el sabor amargo del barro, en una tumba.
Ahora levántame, que estamos de rodillas sin entender lo que está pasando.
Frida tu nombre es la esperanza de encontrarte, aunque signifique paciencia y dolor. Y a su vez es la ilusión de encontrarme fuerte y no para comprender, y si para sobreponerme al reto que la vida me impuso, por mi supervivencia.
Envuelve, Tú nombre, una sonrisa inocente, unos bucles endurecidos por la espera y un guardapolvo blanco con vivos rosas que rodean tu cuellito pequeño. Frida. Tu nombre representará a la humanidad que busca en su alma al niño que el tiempo devoró para entregarnos a la rapidez sin compromiso, a la antipatía del saber que dan las aulas y a la violencia de la pasión por todo aquello que el hombre no podrá contener “eternamente”, porque tal vocablo no existe, en lo urgente de la existencia. Y ahora, en lo fantasmal de tú nombre, el ruego es vida y la ansiedad es el fuego sagrado.
¿Qué va ser de ti? Dice la copla, pero me pregunto ¿Qué va a ser de mí?  Si edificamos este mundo para contener tu niñez, para abrazar el futuro con manos serenas, sobre tú candidez dónde todo… y todo cada día sería mejor.
Y ahora tu camita está vacía, esperándote y en la esquina de la pared esa flor, que misteriosamente, siempre se mantuvo verde con flores fragantes y junto a la ventana un librillo de páginas blancas, anhela salir a tu encuentro.
Frida no nos sueltes las manos,  la creación te mira a través  de sus aciertos y milenarios errores, dónde la negligencia lleva el banderín más arrogante.  


                                                                                Héctor Daniel Paz 
                                                                                      Argentina

miércoles, 6 de septiembre de 2017

DULCE AMOR




   


Semillita de la vida
que germinaste con amor
con ansias e ilusiones,
fue que este niño ocasionó.

Tan anhelados  momentos
de esa espera tan ansiada,
por el paso de los días,
hasta que nació.

Sucedió  una tarde de verano
cuando la tenue llovizna cesó,
entre las nubes, el sol apareció.
Fue un llanto que se sintió
como un reflejo en un sueño,
 en ese instante se vivió.

Los corazones estallaron
de gozo y alegría,
una nueva vida llegó,
a este mundo lleno de amor.

Esa carita graciosa angelical
como la caricia del alma,
las manitas cerradas con suavidad.
Es la ternura que nos das.

Maruca Rodini
Cordoba, (Argentina).

                                  




lunes, 14 de agosto de 2017

CADÁVER EXQUISITO II






Ramón de Jesús Hernández Olivares, Alejandra Inclán,
 María Guadalupe Martínez Bernal,
José Manuel Ambrocio, Ixler Hiuh, Mariana Hernández Jalil,
Claudia Elizabeth Castillo Velasco, Patricia C. Cervantes Domínguez,
 Enrique Caro, América Guerrero González,

La quietud de tu alma, ligera en el lago de la desesperanza
Ojos abiertos, desconectada filigrana cerebral, sólo fluyes...
Tu cuerpo parece estar en paz, mientras limpias las asperezas de tu espíritu
Me sostienen los recuerdos, la fuerza de alegrías vividas juntos. Flores y perfume sellan los besos.
Jirones del alma flotando,
silentes, espectrales,
que de esperar han perdido todo,
olvido de hiel amarga,
sin tiempo, sin amor ya...
 Y sobre el diáfano líquido, cual aliento de ángel, yaces inerte, con la mente llena de olvido, con los ojos mirando al cielo suplicantes
Las flores flotantes de colores te sostienen apenas, finalmente en paz, ya no te duele el mundo, ya no te duele el olvido, ya no te duele el olor rancio de tus captores, ya no te duele la injusticia, ya no te duele el veneno de hienas que capturan princesas...
Humedad que penetran mis poros en quietud del silencio. Bella ninfa que no concibes lo iluminado de tu alma, sobre óleos de tinta tornasol haz sido pintada, bajo la aurora sublime que inunda mi almohada, ahora quieta, sintiendo en sueños, la fragilidad de la vida, que nos inunda a destiempo y de forma atesorada
Y así perdida y ausente vives, cual sirena capturada, flotando en el agua salada que tus ojos despiden.
La silicona en tus pensamientos escudriña y revienta el alma
bajo el arma sintética del amor que entra por los ojos y muere entre dientes
Habla el silencio, cesan los suspiros, caricia de miel perfumada de flores, quietud en la mirada... despertar alucinado del verano ardiente.

Cadáver Exquisito
13 Agosto 2017
Red Poetas de Veracruz

sábado, 12 de agosto de 2017

VACÍA






Por amarte tanto me quedé sin nada,
busco en mis adentros, no encuentro ni mi alma,
busco en mi pasado y no veo mañanas
que no sean contigo, durmiendo en mi cama.
Busco en mis verdades, todas confesadas.
Y vos me mentías mientras yo dejaba
en tus falsos brazos mi vida entregada.
Yo fui esa ofrenda en la misa santa
y vos la limosna. Diste poco y nada.
Yo ante vos, desnuda, en cuerpo y en alma.
Vos que te cubrías y creí en tu máscara.
Eran tan hermosas aquellas palabras,
eran tan hermosas aquellas miradas,
más no fueron ciertas, y eso me desgarra.
Por amarte tanto me quedé sin nada,
solamente tengo la pena y la rabia,
por haberte amado y poner esperanzas
en alguien que nunca me ha entregado nada.

Gabriela Allende
Río Tercero, Argentina

lunes, 7 de agosto de 2017

A MI AMIGA






Que triste se siente el desamor,
sobre todo, de una amiga,
que ha cambiado conmigo,
por culpa de un error.

A esta amiga a quien tanto he querido;
 le vengo a pedir perdón,
por causar en ella desilusión,
y decirle, que su lejanía me ha dolido.

Sé, que me dirás que nada será igual
que no borrare el pasado,
que ha quedado marcado;
y que me porte muy mal.

Errar esta en mi naturaleza,
pero sé, mi querida amiga;
que, en tu corazón reina la nobleza,
perdona si desate tu ira.

Por eso, a decirte he venido
que, aunque parece imposible,
sé que soy perfectible,
ya no estés enojada conmigo.

Lucila Reyes
México

QUE SOY






Es el alma un espejo,
donde nuestra esencia se anida,
donde convive el pensamiento,
el miedo, el amor y desamor,
sin dejar fuera el olvido.
Que seríamos sin alma,
seres desdichados,
autómatas fríos,
es ella quien nos alimenta,
quien nos hace únicos,
irrepetibles.
Es la luz,
en el fondo de nuestros ojos,
es el amor,
en el centro del corazón,
sin alma no hay vida,
y sin vida, nada soy...


José Manuel Ambrocio 
Veracruz, México

sábado, 22 de julio de 2017

TIEMPO




Imagina que después de mucho tiempo
nos encontramos.
que caminamos el uno junto al otro,
intercambiando generosamente
rebanadas de alegría
con nuestras  miradas y el corazón dulce.


José Luis Yépez Sosa
Veracruz, México

domingo, 2 de julio de 2017

CUANDO LLUEVO TE PRESENTAS



















Baldeas,
por mis ojos y mis manos
al cúmulo de mis tristezas.
Cuando soleo a todo rayo 
conmigo te alegras;
sin dejar de comunicarme
que al mismo tiempo,
con mi alegría
apague a cualquier tristeza.
Impulsiva, forjadora.
Rebelde.
Dentro de mí te metes
para que escriba y escriba
en contra
de cualquier injusticia.

Cuando despierto
sola nunca me siento
tú siempre,
eres leal compañía.
Conoces tanto al amor
como tanto lo practicas.
Me has hecho ser mejor
me incitas a ser mejor, todavía.
Es tuyo mi alma, y mi corazón
díctame siempre, poesía…




Graciela Soto
Felípez- Uruguay.

lunes, 19 de junio de 2017

CADÁVER EXQUISITO /RED POETAS DE VERACRUZ, MÉXICO


Cadáver exquisito
(Red Poetas de Veracruz,México)

Provócame un himno al viento
Que me susurre las sílabas que tocan mi piel y mi alma
Que desmiembre la muerte tacita, pero tan súbita en el ocaso de una vida frágil,
pero traslúcidamente estoica.
un himno más allá de viento y muerte capaz de convertirme en notas de amor
Un himno al viento espontáneo
Un himno al viento multicolor
Un himno al viento cálido
Hay en la sonoridad del alma la expresión de un himno al viento que recorre tu recuerdo
En el sagis de tu rostro las teclas del piano enaltecen tu nombre
y en cada nota el efluvio amoroso convida el beso Nuestro.
El viento silba en danza sobre estrellas en prodigio de una mirada.
Silba el viento describe tus contornos de ave.
Te amo en do y en re, con toda la música que nace en el vaivén de tu cuerpo etéreo.
Un viento que enrede tu cabello,
que haga volar tus ideas,
que te lleve a lugares mágicos…
y te deposite suavemente en mi corazón
Serán mis besos pétalos tachoneados en tu cuerpo, tatuaje
y lienzo bendito escrito con estrellas de firmamentos lejanos.
En las sonatas aladas, parvadas que alientan el amanecer,
entre las nubes que dulcemente te dibujan, con tus ojos de mar.
Provoco al viento para que me traiga tu aroma,
para poder saborear el olor de tu cuerpo,
de tus labios color rojo encendido...
y del dulce almíbar de tu flor encendida.
Así es tu himno hermosa doncella, cuyo canto evoco entre el viento y el mar
himnos al viento amor, música provocadora a través de la rosa de los vientos que invite al amor, a la paz... manto musical que toque más allá de nuestro universo
Es el amor un deseo que vuela con el viento,
que busca un puerto seguro,
un corazón anhelante que lo reciba…
que haga renacer la esperanza de un amor ya ido...
Amo el canto de tu risa, que a mis oídos perfuma de melodía, inquieta peregrina
Que musita a mi oído la melodía perenne, que quebranta todo miedo y toda ausencia de forma sutil y desaforada.
Viento, viento de noviembre que me envolvió en tus besos y esparció el eco de la risa, el perfume de mi juventud y me llevó en torbellino hasta el mes de abril. Viento, viento de amor.

RAMÓN DE JESÚS HERNÁNDEZ OLIVARES
ALEJANDRA INCLÁN
EFRÉN VELAZQUEZ
HINDRA CEBALLOS
MARÍA GUADALUPE MARTÍNEZ BERNAL
JOSÉ LUIS YEPEZ SOSA
ISIDORO ARTURO GÓMEZ MONTENEGRO
JOSÉ MANUEL AMBROCIO
CLAUDIA ELIZABETH CASTILLO VELASCO
AMÉRICA GUERRERO GONZÁLEZ

18 DE JUNIO 2017